sábado, 10 de diciembre de 2011

Parque de Maria Luisa






La Glorieta de Covadonga situada en el Parque de María luisa, sufre el continuo abandono de las autoridades políticas y policiales de Sevilla. Las incesantes pintadas producidas por los protagonistas de las botellonas, los cuales no dejan de molestar a los viandantes, turistas, corredores,… Por las mañanas se ha establecido como aparcamiento, destruyendo el entorno paisajístico de la zona. La prostitución de la zona, son muchos ejemplos del vandalismo generalizado en el Parque mas señero de la Ciudad.

Las autoridades mandando a recoger los restos de las botellonas a temprana hora, creen que es la solución para maquillar el problema. La seguridad privada al intentar expulsar a los protagonistas de estos hechos son denunciados, por los menores de edad y ante esta situación prefieren hacer la vista gorda. La policía Municipal no recorre esta Plaza para no tener problemas, no sabemos por dejadez o porque los menores son los hijos de los políticos.

La prostitución por parte de un colectivo homosexual; no estamos en contra del movimiento gay pero si de los vicios de cualquier ideología, condición y sexo. Acampa en el Parque donde realizan actos sexuales, incluso a tempranas horas de la tarde. En una zona destinada al turismo y a la visita culturales de colegios.

Y los ciclistas prohibidos en la señalización de la entrada del Parque, ruedan por las Avenidas de los Jardines, como si estuvieran participando en una etapa del Tour de Francia. Los dueños de los perros dejan a los animalitos sin correajes, sueltos o con largas cadenas que pueden dañar la seguridad de las personas.

El incivismo de los que se creen que están educados lo sufrimos las personas que intentamos convivir sin molestar a los demás. Esperemos que las autoridades políticas y policiales con la ayuda de la ciudadanía podremos recuperar la normalidad.