domingo, 18 de diciembre de 2011

Excavaciones arqueológicas Patio Bandera.




Anteriormente a estas excavaciones se realizaron otras en 1976. Encontrándose unas piscinas destinadas al bautismo de los primeros cristianos afincados en la vieja Híspalis. El emperador Constantino oficializó la nueva religión basada en los principios de Jesucristo, permitiendo la expansión del culto. Entre estos restos en los cuales se encontraban azulejos de origen romano y árabe, se encontraban tres pilas bautismales. El neófito se sumergía invocando al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.  (Antonio Blanco Freijeiro," La Ciudad Antigua", Universidad de Sevilla , Colección de Bolsillo).


http://antiguaymedieval.blogspot.com/2010/02/que-esconde-el-alcazar.html






http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/09/andalucia_sevilla/1323457147.html

El Alcázar abrirá al público los restos arqueológicos del Patio de Banderas

Una carpa protege desde hace un tiempo el yacimiento del Patio de Banderas. | E. Lobato
  • El proyecto incluye también la creación de un centro de interpretación
  • El objetivo es terminar la excavación antes del verano
  • De cumplirse los plazos, el centro se inauguraría antes del final del mandato
Sevilla
Actualizado sábado 10/12/2011 09:49 horas

El Real Alcázar de Sevilla aumentará su oferta cultural y turística en los próximos cuatro años. La nueva dirección del conjunto monumental proyecta la apertura al público de los hallazgos arqueológicos aparecidos bajo en el subsuelo del Patio de Banderas y la creación de un pequeño museo y centro de interpretación del monumento en una de las viviendas de la plaza propiedad de su patronato.
El concejal responsable del Alcázar, Javier Landa, y los encargados directos de su gestión -Jacinto Pérez Elliott, como director; y Pilar Luengo, adjunta a la dirección- se han marcado la fecha de 2015 como objetivo para abrir estas nuevas instalaciones al público.
El proyecto es ambicioso. Consiste en la construcción de una cripta arqueológica de factura similar –aunque de dimensiones muy inferiores– a la existente bajo la Encarnación, que se incorporaría como un tramo más del recorrido turístico.
Aunque aún es pronto para determinarlo, lo más probable es que se ofrezca al visitante no sevillano –los residentes no pagan en el Alcázar– una entrada conjunta con la del resto del monumento.
El acceso a la cripta, que ocuparía todo el subsuelo de la zona central de albero de la plaza, se realizaría desde una de las viviendas del Patio del Banderas que el patronato ha incorporado a su patrimonio en los últimos años. Se trata, en concreto, de la rotulada con el número 15, que se conectaría mediante un túnel peatonal con la cripta arqueológica